Actividad 3: La Tertulia de los Mañanas

Este juego consiste en simular una tertulia televisiva, una de las formas de construcción de opinión más de moda. Elegid un grupo de cinco tertulianos, y organizad una tertulia sobre uno de los temas que os proponemos a continuación. Podéis dar los temas a los alumnos con algún día de antelación para qué preparen los argumentos, y asignar roles para qué no todos defiendan la misma opinión. Después de veinte o veinticinco minutos, abrid "los teléfonos" a la intervención de la audiencia (los otros alumnos) para que respalden o contradigan lo que se ha dicho, aporten argumentos nuevos, o hagan preguntas a los tertulianos.

Tema 1: ¿Los ciudadanos somos tan modernos como nos pensamos?

Existe un cierto convencimiento que los ciudadanos somos mucho más modernos, progresistas y atrevidos que nuestros gobernantes, que son una subespecie de fósiles que todo lo estropean y que a todo le encuentran problemas. Si nos dejasen hacer a los ciudadanos, la sociedad iría mucho mejor. Pero ¿esto es realmente así? Hay quién dice qué si nos hubiesen dejado votarlo, nunca hubiéramos aceptado que los ayuntamientos hiciesen calles peatonales cerradas a los coches, y ahora a casi todos nos gustan. Que si nos dejasen votarlo, reinstauraríamos la pena de muerte. Que si fuese por la ciudadanía, no se construirían edificios de estilo demasiado atrevido ni se hubiera hecho, por ejemplo, el Eixample de Barcelona, del que ahora tanto nos gusta presumir. Realmente ¿somos tan buenos y modernos como nos pensamos? Los ciudadanos van un paso por delante de los gobiernos, o son algunos gobernantes con visión, los que marcan las tendencias? En realidad... ¿no es un riesgo la democracia directa? De verdad se puede dejar participar todo el mundo, o hay temas que es mejor no abrirlos a la voluntad popular?

Tema 2: La gente quiere participar... ¿O no?

"La gente está cansada de los políticos y de las políticas tradicionales, y buscan otras formas de participación social", dicen unos. Otros, sin embargo, creen que los ciudadanos lo que quieren realmente no es participar, sino que les resuelvan los problemas. Unos dicen que los ciudadanos tienen que participar precisamente para qué las políticas estén bien hechas y resuelvan los problemas. Pero otros dicen que eso es una excusa para esconder la incapacidad de los gobiernos para resolver algunos problemas. Hace un tiempo, el Director General de Participación Ciudadana de la Generalitat de Catalunya reconocía que a veces parece que haya más oferta de participación por parte de las administraciones, que demanda por parte de los ciudadanos. Realmente, ¿Queremos que nos dejen participar... ¿O no?